Karate Do (3ra parte)

LAS 20 REGLAS DE ORO DEL KARATE-DO ( Parte 3)

Hoy terminaremos con este artículo en tres partes sobre el Karate-Do y las bases establecidas por su fundador, el Gran Maestro Gichin Funakoshi, lo que nos permitirá tener una visión general de este Arte Marcial.

15. Las manos y los pies deben golpear como sables: en este principio el Maestro refuerza la importancia del conocimiento de las espirales como las fuerzas y movimientos más potentes y naturales. En la polarización de las fuerzas Yin y Yang, estas desarrollan dos pares de espirales que darán lugar a los brazos y a las piernas. Una es más larga( piernas) y otra más corta(brazos) y su concepción y estructura hacen que todo movimiento circular esté facilitado. Este es el motivo de que el sable japonés sea curvo frente a la mayoría de espadas de Occidente, ya que en la sabiduría oriental existía esta comprensión de los principios en espiral. Así, según este principio, deberemos actuar de acuerdo a la naturaleza de las cosas y no en su contra.Mai Geri

16. Al franquear el umbral de tu casa, 10.000 enemigos te esperan: volvemos aquí al siempre fundamental requisito de la Atención Continua. Debemos estar siempre en guardia, para que nuestra atención este alerta. Como reza un dicho oriental:”El que espera lo peor nunca pierde la iniciativa”, eso sí, sin que la aplicación de esta máxima nos genere comportamientos paranoicos.

17. Kamae es la regla para el principiante, después es posible adoptar una postura más natural: estar atento, dispuesto, preparado para reaccionar. Aquí Funakoshi nos recuerda que el entrenamiento posee grados y evolución, a la manera de un embudo por el que pasas, prescindiendo de lo innecesario para luego volver a ser tú mismo pero transformado por la experiencia, es una vuelta a lo natural, de forma que tras el aprendizaje, pese a que nada ha cambiado, ahora el practicante lo ve todo diferente.

18. Los Kata deberán realizarse correctamente; sin embargo, en el combate real sus movimientos se adaptarán a las circunstancias: se insta aquí a ser flexibles, pero rigurosos. Los Kata son la base de la forma, por ello es fundamental entrenarlos con perfección técnica. Sin embargo, esto no contradice el que se pueda combatir con movimientos que no reproduzcan los realizados en los Kata. La intención del Karate no es crear luchadores extremos, sino desarrollar el espítiru y el cuerpo del estudiante a través de un entrenamiento que saque lo mejor de ellos mismos facilitando la positiva formación de la persona, que además permitirá que esta aporte cosas positivas a su respectiva sociedad.

Puño19. Tres factores hay que considerar: La fuerza, la envergadura y el grado técnico: aquí Funakoshi nos recuerda los tres factores a considerar respecto del oponente y de nosotros mismos. Los dos primeros se refieren a consideraciones físicas y la tercera a la experiencia y conocimientos.

20. Profundizad en vuestro pensamiento: Antes como ahora, los estudiantes de Karate seguramente fueran y son personas más de acción que de reflexión, por lo que aquí el Maestro para terminar inclina la balanza hacia la importancia del desarrollo mental del practicante. Parece claro la importancia de animar al practicante de Karate a desarrollar sus habilidades y conocimientos para así crecer como persona, comprendiendo la realidad que existe tras las apariencias, y reflexionando y meditando para completar su aprendizaje.

En este artículo extenso sobre las Reglas de Oro del Karate-do, se puede observar que tal como fue ideado por su fundador, este Arte es una práctica trascendente que nos puede llevar más allá de lo simbólico. Se trata de una Vía que nos permite comprender y actuar más allá de valoraciones morales y crecer interiormente mostrando en el exterior resultados positivos. De esta forma, aunque hoy muchos de estos principios permanezcan ignorados en la práctica, están vivos en el espíritu que subyace tras la misma, mostrándonos una vez más que, pese a ciertas voces que sólo miran al futuro para buscar la llave de todo, lo Clásico como tal es eterno y nunca puede quedar anticuado.